lunes, 11 de febrero de 2013

La Rua de Carnaval en Montcada i Reixac

Dos días antes de carnavales tenía un constipado horrible, me había hecho daño en la planta del pie y además tenía que bajarme la regla. Digo todo esto porque este año era la primera vez que me atrevía a salir en la Rua de Montcada y estaba segura de que el día  en cuestión me acabaría estallando todo el la cara, pero no fue así. Sorprendida noté como me bajaba el dolor del pie, seguía sin regla pero mis mocos seguían picándome la nariz toda enrojecida ya.
Tuvimos por la mañana una sesión de pintura en el colegio, primero fui yo y a la una le tocó el turno a mi hija.  Hacían moños pero yo preferí hacerlos en casa con tranquilidad ( aún sin saber si que iba a salir bien, pensé que con gomina todo se quedaba quieto). Nos embadurnaron con lápiz negro, purpurina, lentejuelas y rimel.
Después de comer hice los moños (que descubrí que el mejor aliado para hacerlos son un montón de horquillas  colocadas por todos lados). Nos vestimos más tarde mientras yo seguía absorbiendo mis mocos y nos marchamos hacia el inicio de la Rua. Exactamente no sabía que en calle estaba de Bifurcación (una barriada de Montcada) pero fue fácil seguir a los demás que iban también disfrazados.
Llegamos a las cinco ( yo siempre puntual) pero el tropel de gente no comenzó a llegar pasadas la media. Nos fuimos colocando todos el fila y comenzamos a practicar en el sitio. Hubo problemas con el sonido porque teníamos la carroza de delante y un coche por detrás pero la música estaba descompensada y nos equivocamos bastante. !Que rabia¡ Con lo que habíamos practicado..... Comenzamos a caminar y nos adentramos por una calle llena de gente. Yo estaba algo desorientada primero por el lío de la música que seguía mal y por la cantidad de gente que nos estaba mirando. La suerte que tuve es que no llevé mis gafas con lo cual no veía muy bien las caras y no me puse tan nerviosa.
Caminamos hasta el centro de Montcada, con mis mocos escondidos porque parecían que se había acojonado dentro y  habían parado de salir descontrolados. Antes de llegar a la calle mayor nos dieron unos botellines de agua para paliar un poco la sed y enseguida comenzamos a adentrarnos en el bullicioso entorno. Saludé a mi marido(que pensé que no iba a verlo de la gente que había) y a mi hija  pequeña y seguimos bailando mientras no veía a la mayoría de la gente (tengo miopía, no mucha, pero si lo suficiente como para ver caras borrosas a una distancia no muy lejana).
Cruzamos toda la calle mayor (eramos los segundos en la Rua) bailando a ritmo de Gangstyle y Right now: Pensé que me iba a dar más vergüenza pero me sorprendió la soltura con la que bailaba.
Llegamos hasta el Pavellón Miquel Poblet donde tuvimos que hacer el baile dentro para los que habían dentro sentados y la gente, antes de entrar estaba muy nerviosa por hacerlo. Yo la verdad es que estaba de lo más tranquila y pensé que si me salía mal me daría exactamente igual, pero iba segura porque me sabía el baile.
Después de terminar busqué a mi hija y nos marchamos para casa porque teníamos los pies molidos. La fiesta seguía en el colegio pero nosotras estábamos reventadas, contentas pero cansadas. Bueno, mi hija no tanto porque dice que el año que viene no piensa volver a hacerlo. Yo pienso volver a apuntarme porque me lo pasé de p... madre y además me curó el constipado.

Si queréis ver vídeos de la Rua de Montcada no hay más que ir a Youtube y ver qué bien nos lo montamos en Montcada, incluidos los sambódromos :
http://www.youtube.com/watch?v=LtPSuSvG2cw


No hay comentarios: